martes, 29 de junio de 2010

“La ciudad de las tormentas”, mucha intensidad poco sustento argumental.









































Cuando observé el drama documental Bloody Sunday de Paul Greengrass, sentí que la intrepidez de una temática sumergida en un grado de complejidad implacable, que ficciona hechos reales de una forma tan sencilla, objetiva y sobre todo púdica, existe, y que una vez meditado el guión -elemento particularmente laborioso- lo que podía engendrar el británico con el audiovisual, no tenía límites. Sólo le quedaba embarcarse en el género de preferencia y la cuestión quedaba zanjada. Para que tengan un punto de referencia, en este docudrama, Greengrass se acerca con sigilo al estilo de denuncia política que dominaba en los años 70 y 80 el director franco-griego Costa-Gavras. La película ganó la Berlinale del año 2002, junto a una de las mágicas propuestas de cine animado del japonés Miyazaki, El viaje de Chihiro. Si Bloody Sunday segrega apasionamiento a la vez que estoicismo, y muestra el terrorismo de estado en la crudeza de lo trágico, Green Zone es algo similar pero en la membrana de un arrollador thriller de acción bélico sumado el laberinto político. No logra el drama humano ex profeso de películas rigurosamente conectadas con la guerra de Irak como, The Hurt Locker, In the Valley of Elah, Redacted, Battle for Haditha, Brothers o The Messenger etc. Pero eso acá parece ser lo de menos. Lo que importa es mostrarse incorrectamente político. Greengrass, que ya ha trascendido en expresiones elocuentes del género, junto al actor Matt Damon, tanto en The Bourne Supremacy como en The Bourne Ultimátum, no tiene la necesidad siquiera de deslizar el nombre del repudiable George W. Bush para refregarle con su propuesta, la irrupción más majadera y borrica que ha llevado a cabo una nación en toda la historia de la humanidad. Ni los bárbaros de los primeros siglos sean turcos, mongoles, ávaros, sármatas, hunos, godos etc., tuvieron la estrechez mental de la que hicieron bandera los gorilas republicanos a principios del nuevo siglo.

Greengrass suple la perspectiva histórica con una concepción repleta de grises morales, un trallazo visual en extremo que incendia el celuloide, no pierde tiempo presentando personajes, y pasa por agua tibia algunos de sus más lacónicos vicios. El británico, sin embargo, toca con pericia la descarriada querella de las armas de destrucción masiva (ADM) que motivaron la invasión de Bagdad, agregándole un recalcitrante pulso narrativo que intenta desmenuzar -sin lograrlo fielmente- de qué manera se cocinó la pantomima del arsenal químico iraquí y cómo el mundo entero se tragó semejante patraña. Con habilidad, el realizador de la magnífica United 93 canjea controversias por una vehemente narrativa. Esto último, da pie a imaginarnos que el dilema de la película radique en la superficialidad y no en la profundidad de los testimonios existentes. El guión de Brian Helgeland no parece ser el más adecuado para esclarecer parte de los hechos -no se dice una palabra del miserable de Paul Bremer- pero está bien redactado para desbordarse con la impronta de la acción. Muchos se dieron cuenta que la incursión militar estadounidense no se había llevado a cabo para derrocar a un tirano homicida. También se sabía, que con armas de destrucción masiva o sin ellas, Bush hubiera penetrado en suelo iraquí para apoderarse del control geopolítico de la zona, y consecuentemente acercarse al verdadero objetivo: el petróleo. Otra de las acusaciones que se sostuvieron en aquellos años fueron los vínculos de Hussein con Al Qaeda, movimiento terrorista de resistencia islámica, relacionado con los atentados de las torres gemelas. Era obvio razonar que los norteamericanos siempre supieron que no existían ADM. En primera instancia, porque los inspectores nombrados por la ONU fueron a territorio iraquí y jamás las encontraron; y en segundo lugar, porque si los árabes las hubiesen tenido, la lógica militar nos indicaría que se hubieran defendido con ellas. Por lo tanto, ¿¿Para qué volvieron a buscarlas?? Simplemente, para justificar lo injustificable, y decirle al mundo quien era el más fuerte y el mayor nieto de puta del planeta tierra. Es más, la nula resistencia que dispusieron los altos mandos iraquíes, constituyen una evidencia elemental. Frente a la promesa de la CIA a oficiales y soldados del ejército de Hussein, que su gobierno estudiaría el caso, Paul Bremer, decidió dejar a Irak sin ejército: 400.000 hombres a su casa. Lo mismo les ocurrió a miles de maestros y funcionarios de estado. Este hecho, aborda una postiza premisa de partida, que es suficiente para poner en duda la precisión histórica del guión. Sin embargo, Greengrass lo compensa magistralmente con elementos puramente cinematográficos como la prodigiosa música de John Powell, el montaje acelerado, magnético y sincopado, el uso -a veces abuso- del recurso de las cámaras en mano, desenfocadas, giros bruscos, encuadres poco explícitos pero de una continuidad visual sustantiva, y escenas de alto vigor como esa escaramuza final, en la que confluyen todas las fuerzas opuestas al subteniente Damon, en una persecución de 15 minutos de duración aunque desmedida y extenuante. El británico se centra en la pura y dura anatomía de un film de acción que no da un segundo de respiro, utilizando la realidad a modo de MacGuffin cinematográfico al mejor estilo de Hitchcock en Psicosis, Tarantino en Pulp Fiction o Welles en su segunda gran película Ciudadano Kane.

En cuanto a las actuaciones, Matt Damon, ha encontrado un papel hecho a medida para este tipo de thrillers de acción. Asume el personaje principalísimo de un subteniente de los marines norteamericanos MET-D llamado Roy Miller, cuyo pelotón recibe la orden de descubrir las ADM teóricamente ocultas. Damon que domina el vértigo del género, luce bien respaldado por un austero aunque cumplidor elenco de secundarios, entre ellos Greg Kinnear, un diplomático con poderes sospechosos y sin recato; Brendan Gleeson, un agente de la CIA garante de los descubrimientos y buena fe de Damon; Jason Isaacs, un riguroso militar al mando de los contras, y Amy Ryan, una reportera cómplice que termina cayendo en su propia trampa. Sin embargo, lo más apreciable es la colaboración de un estupendo reparto de apoyo conformado por ex-combatientes o veteranos de guerra, los mismos que participan como asesores de Greengrass o actuando al lado de Damon. La veracidad del conjunto coadyuva para que el film sea uno de los más incisivos y realistas que se hayan construido acerca de la consabida toma de Bagdad. La compenetración que existe entre ellos y Damon impresiona. Roy Milller es uno de los tantos jefes de muchos pelotones de MET-D que existían, y que se disputaban la primicia de descubrir la gran estafa a la que fueron enviados. Salir en la CNN era el premio. Pese a que el ritmo es de una fuerza inusitada, Greengrass se da maña para mostrar no solo la acrimonia de la beligerancia sino también las repercusiones políticas que venían bien empaquetadas dentro de tremenda batahola. Hace una dirección de actores impecable, maneja los nervios de los demás estupendamente, y les da una libertad de accionar que hace posible que se sientan cómodos de poder llevar a cabo no solo sus personajes de ficción sino volver a experimentar lo vivido, hecho inusual en films de corte bélico... Los thrillers que maneja Greengrass se basan siempre en concepciones extremas, reciamente estructuradas, ideas complejas, de muchos nudos de acción pero simplificados de manera estilizada. Los apartados técnicos siempre son buenos, la dirección artística sin escatimar detalles, la fotografía de Barry Ackroyd –colaborador habitual de Kean Loach- es muy buena, quizás no tan inconmovible como en The Hurt Locker, United 93 o Battle in Seattle pero igualmente eficiente. Los sonidos y sus mezclas son espectaculares, los efectos de granulado y las explosiones perfectas. Ya había mencionado la notable BSO de John Powell -Face/Off, I am Sam, Shrek, Happy Feet etc.- y la vistosa forma de filmar de Greengrass. Un thriller brioso, enérgico, espléndidamente logrado que vuelve a poner en escena a una dupla de mucho alcance: Paul Greengrass y Matt Damon. Como película de acción, notable. Como docudrama, un desperdicio. Aún así, imperdible. Hasta la próxima.

lunes, 28 de junio de 2010

Resultado del cuarto objetivo cambiante.







A continuación las respuestas correctas:


FOTOGRAFÍA # 1

 

Film = El infierno del odio (Tengoku To Jigoku o High And Low)

Director = Akira Kurosawa

 

FOTOGRAFÍA # 2

 

Film = Al borde del peligro (Where The Sidewalk Ends)

Director = Otto Preminger

 

FOTOGRAFÍA # 3

 

Film = La noche del cazador (The Night Of The Hunter)

Director = Charles Laughton

 

FOTOGRAFÍA # 4

 

Film = Perdición (Double Indemnity)

Director = Billy Wilder

 

FOTOGRAFÍA # 5

 

Film = Sed de mal (Touch Of Evil)

Director = Orson Welles

 

Como ya es costumbre felicito y agradezco a todos aquellos que lograron acertar con la totalidad de respuestas solicitadas. Por los resultados me da la impresión que no ha sido una prueba del todo difícil. En total fueron 12 los bloggistas que obtuvieron el máximo de 100 puntos. De los 41 participantes activos, 09 no remitieron sus soluciones. Este tipo de actitud confirma lo que se venía sospechando, es decir, algunos no desean seguir concursando por diferentes motivos. Cada quien está en derecho de tomar las decisiones que le parezca las correctas. Por lo tanto, esta vez, por reiteración de falta y tener puntajes bajos, he decidido separar a las personas que figuran como ELIMINADOS en la tabla que se adjunta. Hay casos en que se les ha brindado la oportunidad de continuar por haber corregido la falta anterior. El cuadro de resultados totales se los he enviado por e-mail. A aquellos que han quedado al margen les he remitido una nota de agradecimiento. Nada más por el momento. Las próximas entradas con fotografías para describirlas serán menos pero algo más complicadas.

 

El resumen de la tabla de puntajes es como sigue:

 

Participante = Puntaje último + Puntos obtenidos  =  Puntaje actual - Puesto - Condición.

Felipe Gómez De la Torre =      365       25        390       23       

Tania Deborah Lohman =         415      100       515       7         

César Indacochea =      410       100       510       22       

Humberto Aramburú =  430       25        455       32       

Fernando Portilla =       500       100       600       6         

Alejandra Camino =      495       100       595       20       

Ana María Olcese =     435       100       535       19       

Rebecca Rebagliati =    415       50        465       5         

Hugo Soldevilla =          465       100       565       21       

Nicomédes Mendoza = 485       50        535       1         

María Pía Gastelumendi =         385       25        410       24       

Jualele =           340       25        365       31       

Soledad De los Santos =           440       50        490       8         

Espartaco =    385      -75       310      NE       ELIMINADO

Pablo Camino =            450       50        500       18       

Marianella Letona =  260      -75       185      NE       ELIMINADO

Federico Luís Solórzano =         450       50        500       9         

Sandra Pierantoni =      360       25        385       25       

Diego Beltrán =            500       100       600       17       

José Barrera =       410       -75       335       NE      

Jorge Armando Parodi =       350      -75       275      NE       ELIMINADO

Carla Vergara =      415     25        440       26       

Úrsula María Gamboa =       500       100       600       2         

Katia Montenegro =      460       100       560       16       

Daniel Garland =          335       25        360       30       

Angélica San Miguel =          320      -75       245      NE       ELIMINADO

Morgana Llosa =          450       100       550       3         

María Jesús Lombardi =           430       50        480       11       

Mariana Bentín =          335       50        385       15       

Eva María Farje =      255      -75       180      NE       ELIMINADO

Fernanda De la Piedra =       465       100       565       10       

Luciana Pastorelli =      300       25        325       27       

Héctor Salvatierra =      315      -75       240      NE       ELIMINADO

Fernando Echeverría =       430       50        480       14       

José Alfredo Ruíz =        285      -75       210      NE       ELIMINADO

Sandra Ternero =         330       25        355       29       

Pina Piqueras =            350       100       450       13       

Edgardo Drago =          420       25        445       28       

Erika Belmont =           370       50        420       12       

Renato Sifuentes =        340      -75       265      NE       ELIMINADO

Sara Jessica Escobedo =           455       50        505       4         

Miguel Agustín Benavides =       335      -75       260      NE       ELIMINADO


El día de mañana Martes 29 se publicará la entrada de la película LA CIUDAD DE LAS TORMENTAS. Participan solamente 33 miembros activos. Las plazas bajan a 18 en vez de 22, mientras que el puntaje se mantiene en 75 puntos a los 18 primeros y 50 -en vez de 30- a los 14 restantes.

 

Saludos   

sábado, 26 de junio de 2010

Cuarto objetivo cambiante "Curso Cinematografía Bs.As.- Argentina 2010".






De acuerdo a lo establecido en las bases de nuestro concurso, hago uso por cuarta vez de una de mis atribuciones como editor del blog. Esta vez la referencia es a las que considero dentro de mis 20 películas favoritas del cine negro.

En esta oportunidad se publican 05 fotografías en B/N -de arriba abajo- que corresponden a la misma cantidad de películas. Lo que les solicito es identificar: A= El nombre del film en idioma español y/o inglés u otro, más, B = El nombre del director del film.

Todos aquellos bloggistas habilitados están en la obligación de participar. Los que no lo hagan se le restarán 75 puntos y en algunos casos habrá eliminación. Si se aciertan las 05 fotografías con sus respectivos requerimientos el puntaje asciende a 100 p. 04 fotografías buenas equivalen a 50 puntos. A los que participen y/o acierten menos de 04 se les compensará con 25 puntos. Siguen siendo los 22 primeros lugares, sujetos de puntuación.

Tienen de plazo hasta el día LUNES 28 del mes en curso. Suerte, esfuerzo, rapidez y no se admitirán dudas o reclamos.

Finalmente, los 10 primeros lugares son los siguientes:

Fernando Portilla = 500

Úrsula María Gamboa = 500

Diego Beltrán = 500

Alejandra Camino = 495

Nicomédes Mendoza = 485

Hugo Soldevilla = 465

Fernanda De la Piedra = 465

Katia Montenegro = 460

Pablo Camino = 450

Federico Luís Solórzano = 450

Hasta muy pronto.